Un checo con mala suerte

FUE INDULTADO PERO VOLVIÓ A CAER

Marek Kima indultado por Alan García

Marek Kima tiene 30 años y es de nacionalidad checa. Marek dirigía una red de narcos dedicada al envío de cocaína por encomienda al extranjero. Por esa razón, la Dirección Antidrogas lo tenía en la mira.

Era un viejo conocido para la Policía. El checo fue detenido como burrier en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en el 2007. Dos años después, Alan García le conmutó la pena. Pero el checo, lejos de componer su vida, siguió traficando.

La primera señal de alerta, ocurrió cuando la Policía revisó un sospechoso paquete en los almacenes de Talma en el Callao. Se trataba de mantas que tenían como destino Holanda. La droga estaba adherida a las frazadas.

El remitente de este envío, que se logró frustrar, era Marek Kima. Pero el checo no se intimidó e insistió en el tráfico. Unos días más tarde intentó enviar cocaína en 75 frascos con cápsulas de maca. La encomienda tenía como destino el Reino Unido. En esta ocasión, el envío estaba a nombre de Mare Perú. Una empresa de fachada que resultó de Marek Kima.

Días después, intentó sacar droga en otros frascos de maca. La mercancía también estaba cargada con el polvo blanco.

Ante las evidencias, la Segunda Fiscalía Antidrogas del Callao, entró en acción. El checo fue intervenido junto a sus presuntos cómplices el 14 de marzo pasado. Fueron sorprendidos en un inmueble de Ate donde se alistaba un nuevo envío de cocaína.