Ate y La Molina firman la paz

Alcaldes Juan Carlos Zurek y óscar Benavides llegaron a importantes acuerdos en cita promovida por el IMP.

Juan Carlos Zurek y óscar Benavides

Fin al litigio. Las municipalidades de Ate y La Molina dejaron atrás los enfrentamientos y ayer llegaron a importantes acuerdos para poner fin a los problemas limítrofes que por años agobiaban a las gestiones y vecinos de estas jurisdicciones.

“En primer término, la comuna de Ate se compromete a realizar las acciones que correspondan en aras de procurar que el Colegio Alpamayo utilice sus puertas principales y autorizadas y no una posterior en la calle Bucaramanga, la misma que deberá ser clausurada, en cuyo caso La Molina procederá con el retiro del sardinel. En tanto, las rejas serán administradas por ambos distritos”, indicó la Directora Ejecutiva del Instituto Metropolitano de Planificación (IMP), Rocío Esquivel.

La reunión de trabajo realizada ayer, promovida por la comuna capitalina, se desarrolló en un clima de total cordialidad y fue presidida por Esquivel, los alcaldes y sus equipos técnicos.

SOLUCIÓN ALTERNA
Ambas autoridades consideraron que en el caso no sea factible la clausura de la puerta posterior del colegio, la municipalidad de La Molina realizará pases peatonales en el sardinel existente a lo largo de la calle Bucaramanga, incluyendo rampas para personas con discapacidad, precisa el acta firmada por las autoridades y los técnicos asistentes.

Los acuerdos señalan que la zona será declarada como rígida para estacionamiento vehicular y se abrirá una puerta peatonal para el colegio Alpamayo por la calle Bucaramanga para fines de emergencia. “Siempre se buscará las mejores soluciones técnicas para el libre tránsito para el acceso de la población en la calle Bucaramanga y las urbanizaciones adyacentes, precisa el acta”, indicó Esquivel.

El acuerdo señal que “en tanto y en cuanto las autoridades presentes no implementen los acuerdos antes mencionados, se comprometen a mantener el statu quo”.

INFORMACIÓN DE MAPAS
Por su lado, el IMP se comprometió en poner de conocimiento la información que alcance el Instituto Geográfico Nacional (IGN) respecto a la consulta efectuada sobre la opinión técnica de cartointerpretación de leyes de creación y modificatorias entre los distritos de Ate y la Molina. Luego de ello, de ser el caso el IMP convocará a una Mesa de Trabajo de límites territoriales.

Finalmente, los representantes de las municipalidades de Ate y La Molina, se comprometieron a preservar la paz y tranquilidad entre los vecinos de ambos distritos y a tener siempre presente el diálogo y la buena comunicación.

BRONCA
El domingo pasado, serenos y vecinos de ambos distritos se agarraron a golpes debido a que consideraban que estaban invadiendo territorio ajeno. Incluso el alcalde Juan Carlos Zurek amenazó con denunciar a su par de Ate.