Piden declarar en emergencia el Huaycoloro y río Rímac

Más de cien mil pobladores de Lurigancho-Chosica marcharán este 28 de agosto a Palacio de Gobierno para exigir obras de prevención.

Pobladores advirtieron que marcha será contundente y no permitirán que el gobierno los abandone.

Pobladores de Huachipa marcharán este 28 de agosto a Palacio de Gobierno para exigir que la quebrada de Huaycoloro y el río Rímac sean declarados zona de alto riesgo y que se realicen obras de prevención para evitar que sus viviendas sean afectadas por posibles desbordes.

Los dirigentes vecinales llegaron ayer al Centro de Prevención de Desastres Naturales (San Isidro) para revelar la situación en que se encuentran y la falta de obras de protección pese a que todos los años ambos ríos se cargan debido a las lluvias en la sierra de Lima.

El ingeniero César Contreras Flores, presidente del Frente Único de Desarrollo de Huachipa, dijo que en la movilización participarán pobladores de las zonas de Cajamarquilla, Nieveria, Cerro Camote, Carapongo, y Santa María de Huachipa. “Será una movilización más numerosa y contundente que las que vienen realizando los docentes”, advirtió.

ESPERAN RESPUESTA
Al término de la reunión de ayer, los dirigentes anunciaron que el Centro de Prevención de Desastres Naturales recibió sus demandas y en los próximos días será elevada a INDECI.

El ingeniero Contreras Flores manifestó que el caso ahora está en manos del gobierno central. “Solicitamos que se haga una reconstrucción integral donde estén considerados los muros de contención, encauzamiento del río Huaycoloro, la construcción de los cinco puentes que unan la margen izquierda con la margen derecha de esta zona”.

Asimismo, dijo que solicitarán que se cumpla con la asignación del presupuesto que permite el reencauzamiento del río Huaycoloro, y el río Rímac, cuyo presupuesto haciende a más de 136 millones de soles para evitar los desbordes que años atrás han causado destrozos y hasta pérdidas de vidas.

SIN TRABAJO
Los vecinos señalaron que el Niño Costero dejó sin trabajo a varios integrantes de sus familias debido a que las empresas sufrieron pérdidas por la embestida de la naturaleza.

En total son unas 30 empresas afectadas y otras 100 entre pequeñas y medianas, ubicadas a lo largo del distrito que tuvieron que prescindir de personal para solventar los gastos.

Ladrillos Lark, Aje, Kuresa, Todinno, Unacem, helados Artika fueron algunas de las fábricas afectadas señalaron los vecinos.

PÉRDIDAS
De acuerdo a Rímac Seguros, uno de los siniestros más relevantes se presentó precisamente en Huachipa. Aunque no se reveló el nombre, se trata de una compañía de gran tamaño que reportó pérdidas por US$3 millones a causa del huaico.