“Autoridades abandonaron a mi hija por ser mujer”

Solsiret Rodríguez, activista de Ni una Menos, lleva casi un año desaparecida en medio de denuncias de una deficiente investigación policial y fiscal. Las indagaciones pasaron del Callao a Lima con sospechosas actitudes que apuntan a la familia de la pareja de la joven.

“Autoridades  abandonaron  a  mi hija por  ser mujer” Solsiret Rodríguez

ALEJANDRO ARTEAGA

Este 23 de agosto se cumple un año de la misteriosa desaparición de Solsiret Rodríguez Aybar (23), la joven madre de 23 años, estudiante de la Universidad Nacional Federico Villarreal y activista del movimiento “Ni Una Menos” a la que su familia la busca infructuosamente pero con autoridades que parece que la culpan de su desaparición.

La marcha convocada para mañana en defensa de la mujer servirá también para recordar y exigir a las autoridades que den con el paradero de Solsiret y de otras mujeres de las que no se sabe qué pasó. Según sus familiares, las investigaciones dejan mucho que desear y tienen un marcado machismo que echan por tierra cualquier intento por saber la verdad.

El padre de Solsiret, Carlos Rodríguez, conversó con el diario UNO y dio detalles de lo que enfrenta una persona que solo quiere ver otra vez a su ser querido pese a las recomendaciones del ministro del Interior, Carlos Basombrío, de que este tipo de denuncias deben ser atendidas a la brevedad y de una forma adecuada.

Familiares y amigos de Solsiret Rodríguez participarán de la marcha. Curiosamente, la víctima fue una de las principales impulsoras de “Ni una Menos.

Familiares y amigos de Solsiret Rodríguez participarán de la marcha. Curiosamente, la víctima fue una de las principales impulsoras de “Ni una Menos.

“ESTÁ CON LA CABEZA CALIENTE”
“El caso de mi hija ha pasado del Callao a la Dirincri de Lima. Para las autoridades del Callao a mi hija se la tragó la tierra. La anterior fiscal del Callao, porque han cambiado todas las fiscalías, retuvo mes y medio los documentos del caso. El primer policía que nos atendió, el superior Pastor, no nos quiso recibir la denuncia, nos dijo que “la chica está con la cabeza caliente”, “que es tal por cual”; eso con relación a mi hija y sobre la otra parte, el conviviente de mi hija es bacán y la madre es recontra bacán”, contó indignado el papá de Solsiret.

Agregó que el policía le recomendó que le envíe mensajes porque solo se había ido de la casa. “Después me entregó una citación para la pareja de mi hija, Bryan, y poco después le pregunté ¿y los entrevistó? y me dijo: oiga, el flaco bacán y la mamá recontra chévere. “Acá las autoridades abandonaron a mi hija por ser mujer, por ser activista”.

Después de ello, la familia de Solsiret Rodríguez vivió en carne propia la desidia en el Ministerio Público. La fiscal titular pasó el caso a una fiscal adjunta, y luego esta lo devolvió a la titular mientras el tiempo pasaba. Tuvieron que pasar siete meses para que el Ministerio Público cite al padre de Bryan Villanueva, pese a ser parte del caso.

LA MENTIRA DEL VIAJE A HUARAZ
Frente al fiscal, el padre de Bryan acusó a Carlos Rodríguez de haber botado de su casa a su hija Solsiret y que incluso la tuvo que mantener varios años. “O sea, yo no sé con quién vivió mi hija con Bryan o con su padre y por la denuncia parece que este señor mantuvo a mi hija desde los 13 años. Para la Fiscalía todo lo que dijeron ellos está bien, lo que nosotros decimos, denunciamos, está mal”.

La nueva fiscal del Callao, Magdalena Quicaño, fue designada para investigar el caso y dispuso que sea la Dirincri de Lima la que se encargue de las nuevas indagaciones.

Ahora se sabe, gracias a la geolocalización, que el celular de Solsiret se encuentra en Lima y nunca tuvo intenciones de viajar a Huaraz tal como aseguró Bryan Villanueva. “Bryan me dijo el 24 de agosto (un día después de su desaparición) que mi hija quería verlo en Plaza Norte porque pensaba viajar a Huaraz y de eso yo me entero cuando ya estaba la investigación en marcha”, dijo el padre de Solsiret.

Además, no queda claro cómo es que las autoridades aceptan la hipótesis de un viaje cuando no existe ni un boleto o comentarios que haya hecho Solsiret a sus familiares como cualquier persona lo haría. “No hay boleto, eso es lo que habría que preguntarle a la Policía, son muchas cosas que la Policía no ha tenido en cuenta en esta investigación”.

Reacciones