Trabajadores de hospital dejan morir a un bebé

Menor de un año 10 meses falleció en el área de emergencia de hospital de Yurimaguas debido a que trabajadores en huelga impidieron ingreso de médico.

Huelguistas podrían ser condenados a 10 años de cárcel.

Condena total mereció la indolente decisión de los trabajadores administrativos y asistenciales del hospital Santa Gema en Yurimaguas por impedir que un galeno ingresara al servicio de emergencia donde un menor de 1 año y 10 meses requería ser conectado a un ventilador artificial. El menor falleció. Ahora los causantes de este deceso serían acusados hasta por homicidio simple y otros delitos.

El menor requería ser entubado para poder ser asistido con respiración artificial, mediante el ventilador mecánico que iba a ser colocado por el médico José Luis Millones Vásquez, pero este fue impedido de ingresar por los trabajadores del hospital, que se encuentran en huelga.

Los hechos ocurrieron el lunes a las 7 de la mañana cuando Millones trató de ingresar junto a otros asistentes pero la turba lo agredió verbal y físicamente. Incluso recibió un golpe en el rostro por parte de uno de los manifestantes.

NO RESISTIÓ
En ese momento de la gresca, el niño agonizaba por falta de asistencia profesional, según informó la Policía.

Tuvo que intervenir el fiscal de turno y la Policía para que los profesionales de la salud que laboran en emergencia, ingresaran, sin embargo cuando llegaron el bebé había fallecido.

El menor ingresó el sábado 29 de julio por la tarde al servicio de emergencia, referido desde Balsapuerto, con un shock séptico severo, que obligó a los médicos a drenar sangre del pulmón derecho, utilizando los antibióticos de última línea, también inotrópicos para mejorar su presión, y se le dio hidratación.

A las 6 de la mañana del lunes empezó a desestabilizarse y necesitaba asistencia con ventilador mecánico, informó la pediatra de la institución.

INSENSIBLES
Los padres del niño, quienes se encontraban a su lado, tuvieron que resignarse por la pérdida y también cuestionaron la falta de sensibilidad de los trabajadores en huelga. José Púa, padre del niño, comentó a la prensa que su hijo estaba hace 5 días mal de salud, con un cuadro de bronquitis y era su primer bebé.

“Lo dejaron morir, era un angelito que pedía ayuda pero no les importó, estos médicos y trabajadores no tienen sentimientos”, dijo.

El cadáver del niño fue trasladado al caserío Nueva Esperanza del distrito de Balsapuerto de donde son naturales sus padres para darle cristiana sepultura.

TRABAJADORES IDENTIFICADOS
El director del hospital Armando Sánchez Tuanama, señaló que la huelga del sindicato es solo de un grupo reducido y que los huelguistas que impidieron el ingreso del especialista ya están identificados.

Bebé en cuna de hospital

AFIRMA MINISTRA GARCÍA
“Es un crimen”
La ministra de Salud, Patricia García, dijo estar indignada por la muerte del menor y dijo que se trata de un crimen.

“Estoy indignada. Es una situación inaceptable que un niño muera por culpa de un conflicto gremial. Es un crimen que un niño muera por un conflicto”, declaró.

De otro lado el Ministerio de Salud anunció que la procuraduría del ministerio presentará la denuncia penal contra los que resulten responsables.

“El Minsa, a través de su Procuraduría Pública, presentará en la fecha la denuncia penal correspondiente contra quienes resulten responsables ante la Fiscalía Provincial Penal de Turno de Yurimaguas, por la presunta comisión de los delitos de homicidio simple, exposición a peligro o abandono de personas en peligro, y omisión de actos funcionales”, señala el documento.

DE OFICIO
Fiscalía investiga
La Primera Fiscalía Provincial Penal de Yurimaguas abrió investigación por la muerte del menor en el hospital Santa Gema de Yurimaguas, ubicado en la capital de la provincia de Alto Amazonas, región Loreto.

A través de su cuenta oficial en Twitter, el Ministerio Público detalla que el fiscal adjunto Wilder Prado participa en diligencias y toma de declaraciones sobre lo ocurrido en el referido nosocomio.

De otro lado, el director del nosocomio, Armando Sánchez, formalizó ayer la denuncia en la comisaría del sector contra los responsables de la muerte del niño.

Hasta el momento serían ocho trabajadores quienes han sido sancionados administrativamente hasta que se formalice la denuncia respectiva.