Partidazo en Kazan

Portugal empató 2-2 con México en un partido de buenas acciones técnicas. La tecnología le anuló un gol a los lusitanos.

México - Portugal - Cristiano Ronaldo

Ivlev Moscoso

Cuando se jugaba el tiempo de compensación llegó un tiro de esquina desde la derecha. Fonte el central portugués, lo tenía agarrado de los pelos a Héctor Moreno, pero el central azteca utilizó su técnica, para a pesar de estar sujetado girar la cabeza y darle dirección al balón. Fue el gol del empate definitivo 2-2 en un partido de alta calidad técnica. México hizo el gasto, pero Portugal mostró más talento individual.

El partido por el grupo A de la Copa de la Confederaciones resultó de alto nivel técnico por la calidad de jugadores y la vocación ofensiva de ambas selecciones. Portugal Jugó con cuatro defensores, Moutinho y Carvalho como volantes de contención en el centro. Arriba tenían mucho movimiento.

Ronaldo empezaba como centro delantero y Nani estaba detrás de él y luego se desplazaba a la izquierda. Quaresma iba por la derecha y André Gomes a la izquierda pese a que su posición inicial era más retrasada. Pero en realidad los cuatro variaban para confundir a los defensores mexicanos.

MEXICO
Los aztecas jugaban con Salcedo y Layún como laterales. Este último con muchas misiones ofensivas. Herrera que jugaba como volante central, se agazapaba y formaba una línea de tres con los dos centrales Reyes y Moreno cuando su selección tenía el balón.

Los dos volantes eran Guardado y Jhonatan Do Santos para alimentar a los tres delanteros, Jiménez al centro y Vela con Chicharito Hernández a los costados.

El trabajo de los tres atacantes mexicanos era loable. Pues todos presionaban la salida de los lusitanos. Cuando tenía el balón, además de los tres delanteros, atacaba con Layún y con los dos volantes, creando mucho volumen ofensivo.

Portugal no tenía tanto apoyo, pero con los desequilibrios de Ronaldo y Quaresma bastaba para crear zozobra en la retaguardia.

LA TECNOLOGIA
México realizaba un mejor trabajo táctico, pero Portugal insinuaba ser más peligro. Un remate de Ronaldo se estrelló en el poste. La jugada siguió y terminó en gol de Pepe. Pero le avisaron al juez que estaba Nani adelantado gracias al video el tanto se anuló a los 21’.

El dominio de México no se traducía en goles y teniendo el rival a Cristiano Ronaldo, podía concretar en cualquier momento. Así un pase largo de derecha a izquierda generó un contragolpe. El delantero del Real Madrid juntó a tres rivales por su sector y cuando parecía que se enredaba un poco, habilitó magistralmente a Quaresma que venía por el otro lado. El habilidoso atacante eludió con elegancia al Portero Ochoa y anotó a los 35’.

México tenía más tiempo el balón, pero Portugal hacía más daño. A los 42´ Jiménez se fue por la izquierda para dejar a Hernández que se vaya al centro. El jugador del Benfica sacó el centro y Guerreiro falló en el salto. Vela aprovechó la falla, tomó el balón y sacó otro centro corto para que Chicharito le gane a Pepe y al propio Guerreiro y anote el empate con golpe de cabeza.

INTENSO
En la segunda parte, México siguió con su trabajo de presión. Complicando a los lusitanos en la salida, pero cada vez que la tenía Quaresma por la derecha la pasaba mal el equipo centroamericano. El técnico Osorio decidió sacar a Salcedo, Reyes ocupó la banda derecha para empezar como lateral volante. Herrera se metió de lleno en la zaga para hacer línea de tres hombres en la defensa.

También salió Vela y e ingresó Giovanni Do Santos para recostarse por la derecha y apoyar a Reyes. Pero ahí cometió un error, pues el jugador del Galaxy estadounidense es más un enlace que un dribliador para que vaya al extremo.

También salió Jiménez que cumplía bien la labor táctica e ingresó el campeón olímpico Oribe Peralta. Los cambios debilitaron a los aztecas. El técnico portugués refrescó las bandas con el ingreso de Andrés Silva y Martins. Este último se fue a la derecha, superó a Layún y sacó el centro, la pelota le cayó a Herrara que no pudo controlarla y el lateral Cedric que acompañaba la añadió para convertir el segundo gol portugués a los 86’.

Portugal creyó que ya tenía el partido en el bolsillo, pero el tiro de esquina desde la derecha permitió el gol de Moreno pese a la falta de Fonte. El empate fue lo más justo para ambos, aunque México festejó como si hubiese ganado el partido.