Mineros informales no son criminales

Aseguran investigadores que vivieron por meses en esas zonas de Madre de Dios recogiendo testimonios

Mineros informales no son criminales

Denis Merino

Sociólogos y comunicadores peruanos, suizos y de otras nacionalidades, recorrieron durante meses los campamentos mineros de Madre de Dios, y concluyeron que los mineros que operan en esas zonas no son delincuentes, como muchos creen, sino gente de extrema pobreza que se gana la vida en ese territorio.

“Es cierto que deforestan e incumplen estándares ambientales pero hay que comprender que se trata de personas, en su mayoría jóvenes, a quienes no les ha quedado otra que trabajar 12 horas en agua sucia y en contacto con mercurio y diversos químicos, con el fin de mantener a sus familias; viviendo en esa realidad tomamos distancia de las posiciones que los condenan o estigmatizan” dice el sociólogo suizo Nils Krauer.

El especialista, que vivió en los campamentos mineros de Madre de Dios, conversó con los trabajadores y conoció de cerca sus tristes historias. Asimismo los fotógrafos Andrey Gordasevich de Rusia, Eveline Renaud de Holanda y Carmen Barrantes, peruana, se dedicaron a captar imágenes de lo que significa la vida en esos inhóspitos lugares.

Mineros informales no son criminales

“QUICKGOLD”
Esas imágenes, precisamente se exponen hasta el 27 de junio en la galería El Ojo Ajeno del Centro de la Imagen en Miraflores, con el título de “Quickgold. Los rostros de la minería de oro en Madre de Dios: Tres miradas”.

“Quickgold significa el origen del oro y el mineral como símbolo de bienestar. Particularmente me siento comprometido con estas investigaciones porque mi país, Suiza, es el que más consume oro en el mundo, y sin ese mineral no podríamos tener computadoras, celulares y otros artefactos de gran utilidad; pero considero que debe haber un equilibrio en su extracción y uso”, anota Krauer.

Explica que el 60% del oro que consume su país se usa en joyería, 10% en tecnología y 20% como reservas de bancos. “De Madre de Dios sale anualmente veinte toneladas de oro y para producirlas se usa sesenta toneladas de mercurio, pues para conseguir un gramo de oro se necesitan dos o tres gramos de mercurio”.

Mineros informales no son criminales

MERCURIO Y EXPLOTACIÓN
Respecto al mercurio, dice que se compra en muchos lugares de Puerto Maldonado, como cualquier producto legal. “Cuando el mercurio se quema para obtener oro puro, afecta el sistema neurológico pero lamentablemente la gente no cree que es peligroso y hasta dicen que al consumirlo cura algunos males”.

Precisa que en esas zonas hay mineros pequeños y medianos tanto formales como informales y que estos últimos efectúan trámites para obtener licencia de concesión, mientras “aparte están los ilegales que algunas veces tienen peleas con los informales y que trabajan en zonas prohibidas como la reserva de Tambopata”.

Respecto a la maquinaria que utilizan, Krauer refiere que son adquiridas por los dueños de las pequeñas mineras los que mayormente viven cómodamente en Lima u otras capitales y tienen sus administradores o gerentes que contratan trabajadores con sueldos mensuales que tienen un promedio de mil soles por una jornada de 12 horas. “Es un trabajo muy duro” agrega.

SON VÍCTIMAS
El experto señala que en Madre de Dios unas 30 mil personas encuentran una fuente de ingreso en la pequeña minería, mayormente de manera informal e ilegal. “En el Perú, el 15 por ciento de la producción de oro es ilegal y genera dos veces más dinero que el narcotráfico, cifras que deberían bastar para dar una idea de la complejidad del panorama, pero apuntamos a más, a acercarnos a las personas que viven en esta situación y que deben ser tratadas como tales, sean parte de la solución o parte del problema”.

Puntualiza asimismo que por supuesto que existen asaltos, fuerte contaminación y que la policía no hace nada porque hay corrupción..

“Considero a los trabajadores como vÍctimas porque pertenecen a sectores excluidos y arriesgan sus vidas, muchos de ellos son huérfanos, hay historias conmovedoras.”

EXPLOTACIÓN DE MUJERES
Por su parte Carmen Barrantes quien es además abogada y comunicadora anota que también es cierto que hay trata de mujeres, en algunos casos hasta de menores de edad. “Son chicas muy pobres que son traídas con engaños de Puno, Cusco y otros pueblos; los explotadores se sienten dueños de ellas, se apropian de sus DNIs. Claro que también hay otras que están ahí por su voluntad y que igual pertenecen al mundo de los excluidos.”

La especialista trabajó previamente con la organización suiza Tierra de Hombres, en temas de Trata en las regiones andinas del sur y de esa experiencia publicó un interesante y documentado libro.

ALGO MÁS
El pasado miércoles 7 se analizó la situación de Madre de Dios en un conversatorio efectuado en el Centro de la Imagen con la participación de expertos del Ministerio del Ambiente, del sector extractivo y de la Cooperación Canadiense e intervino un minero de Madre de Dios.

Reacciones