Mitos sobre la violencia sexual en niños

Mitos sobre la  violencia sexual en niños

1.- El agresor es un enfermo mental o drogadicto. Según la Asociación de Comunicadores Sociales Calandria, muchos agresores sexuales suelen ser personas agradables, respetables y de apariencia convencional. También suele ser un familiar o conocido de la víctima.

2.- Si no hay violencia física es porque la víctima lo permitió. Los agresores acostumbran a amenazar, chantajear, manipular a la víctima para cometer la violación sin ser descubierto; por ello, es muy probable que no haya lesiones o violencia física en la víctima.

3.- Solo les sucede a personas de bajos recursos o familias disfuncionales. La violencia sexual ocurre en cualquier nivel socioeconómico. Además, se evidencian casos tanto en familias funcionales como disfuncionales.

4.- Nos podemos dar cuenta si la víctima es de nuestro entorno familiar. Muchos padres y madres no creen en lo que la niña o adolescente refiere, por ello no se denuncia al agresor.

Reacciones