Justicia dice que van los 18 meses de prisión

Poder Judicial declara inadmisible apelación de Toledo a orden de prisión preventiva. Benítez insiste en que Ejecutivo interfiere en el caso y anuncia que presentará queja por ello, así como una acción de amparo.

Otro golpe más contra Alejandro Toledo.

La estrategia de la defensa legal del expresidente Alejandro Toledo, acusado por el cobro de coimas por 20 millones de dólares a la constructora brasileña Odebrecht, sufrió ayer un nuevo golpe

El Poder Judicial declaró inadmisible la apelación que presentara el viernes último el abogado Heriberto Benítez contra la resolución del juez Richard Concepción Carhuancho que dispuso la prisión preventiva de 18 meses para el exmandatario.

Tras este fallo, queda en pie la orden de captura lanzada contra Toledo con alcance nacional e internacional, y que se canaliza a través de la Interpol, que solo esperaría la determinación de la justicia estadounidense a través de un juez federal de San Francisco, California.

Pero de otro lado, tal como confirmaron diversos voceros oficiales, de producirse la extradición, ella sería todavía el final de un camino largo cuyo primer paso es la conformación del llamado “cuadernillo de extradición”, tal como lo anunciaron hace dos días el presidente del consejo de ministros, Fernando Zavala, y el ministro del Interior, Carlos Basombrío.

La calidad y el tino del contenido del cuadernillo, señalaron expertos en derecho internacional, son claves tanto para que toquen de manera clara los ilícitos cometidos por el acusado en el país demandante de la extradición, que también deben ser ilícitos en el país donde se refugia el acusado; como para que presenten de la manera más clara y contundente los argumentos de hecho y de derecho, las pruebas indiciarias y los hechos comprobados incluso documentariamente.

INTERFERENCIAS
Luego de conocerse la inadmisibilidad de la apelación contra los 18 meses de prisión preventiva, Benítez buscó a los medios de prensa y concurrió a diversos programas para hacer saber que formulará una queja contra dicho fallo, y que presentará un recurso de amparo, ya que se están violando los derechos de Alejandro Toledo “porque se le está perjudicando sin escucharlo, y porque no se le está reconociendo la presunción de inocencia”.

En todo momento Benítez se refirió a los aspectos procesales del caso Toledo, desde el allanamiento a su domicilio hace tres semanas hasta el trámite de extradición que la justicia peruana ha comenzado a preparar con el objeto de lograr la captura del requisitoriado expresidente.

Una evidencia de ello, señaló, es que recién ayer jueves el Poder Judicial absolvió su apelación contra los 18 meses de prisión preventiva a Toledo, pero ya dos días antes el gobierno informaba a nombre del Estado peruano, que este ha optado por seguir el camino de la extradición.

Reacciones