Cine 2016: Un balance del año

MIRADA LÍQUIDA | CRÍTICA

“Spotlight: en primera plana” (Tom McCarthy)

Rodrigo Portales Fidel

A pocos días de cerrar el 2016, es momento de hacer un recuento de lo más destacado que pasó por la cartelera local en el año que se acaba, de rescatar aquellos filmes que marcaron con su calidad el cine de este periodo.

Entre los estrenos que trajo el Oscar 2016, fueron de interés “Spotlight: en primera plana”, que ganó este año el premio a mejor película, además de títulos nominados como “El renacido”, “Carol”, “Los 8 más odiados”, “Anomalisa” y “El hijo de Saúl”.La cada vez más reducida cuota de cintas de otras latitudes que aterrizaron en las salas estuvo representada por “Julieta” (España), “Estación zombi” (Corea del Sur) y “Elle” (Francia).

Aquí la lista, sin orden de preferencia, de las diez mejores películas exhibidas en la cartelera comercial:

“Spotlight: en primera plana” (Tom McCarthy): Con un guión brillante como preciso, sin morbo ni efectismo, trata de la investigación real de un equipo de reporteros de The Boston Globe en el año 2002 sobre los abusos sexuales cometidos por sacerdotes del estado de Massachussets. De visión imprescindible para la comunidad periodística como católica.

“Carol” (Todd Haynes)

“Carol” (Todd Haynes): En la Nueva York de los años 50, nace una atracción inmediata entre una joven dependienta de una tienda y una mujer adulta que se siente atrapada en un matrimonio infeliz. Con elegancia, sofisticación y sensualidad, la cinta muestra la exploración y reafirmación de un amor lésbico, encarnado con intensidad y delicadeza por Cate Blanchett y Rooney Mara.

“Elle” (Paul Verhoeven)

“Elle” (Paul Verhoeven): Protagonizada por una portentosa Isabelle Huppert, ”Elle”es una de las grandes películas de su director por su mirada corrosiva, retorcida y sin concesiones a la moral establecida desde el universo femenino de su protagonista, que decide vengarse de una violación de la manera menos usual.

“Julieta” (Pedro Almoóvard)

“Julieta” (Pedro Almoóvard): La última obra del cineasta manchego es una espléndida muestra de su madurez y serenidad creativa. Una historia de mujeres sobre el dolor, la culpa y la pérdida, hecho de viajes en el espacio y en el tiempo, donde la certeza del amor materno-filial se pone en todo momento bajo la lupa.

 “El hijo de Saúl” (Laszlo Nemes)

“El hijo de Saúl” (Laszlo Nemes): El extraordinario debut del director húngaro sumerge al espectador en los interiores del Holocausto, en un ‘tour de force’ donde el infierno físico y mental del exterminio se percibe desde la mirada de un prisionero judío y trabajador de un campo de concentración nazi. Una obra de arte incómoda, que nos interpela ante el horror.

 “Sully” (Clint Eastwood)

“Sully” (Clint Eastwood): El último de los directores clásicos de Hollywood lleva la historia real de un aterrizaje forzoso con clasicismo y fluidez en la narración, que intercala con saltos temporales, recuerdos y ensueños de su protagonista (Tom Hanks). Mantiene intacta su facilidad para contar, dirigir actores e impregnar de fuerza y emoción sobria y punzante cada secuencia.

“Los 8 más odiados” (Quentin Tarantino)

“Los 8 más odiados” (Quentin Tarantino): Un western extremo de casi tres horas, repleto de diálogos brillantes y explosivos, clímax insostenibles y ramalazos de crueldad y horror, todo con el estilo y la cinefilia desbordada y contagiante de su director. Luego de “Django desencadenado”, vuelve al tema del racismo en los EE.UU. de forma más serena, lúcida y punzante.

 “Anomalisa” (Charlie Kaufman y Duke Johnson)

“Anomalisa” (Charlie Kaufman y Duke Johnson): Película animada para adultos de corte existencialista que funciona como una representación en miniatura de la condición y la complejidad de una pareja, tan graciosa como deprimente. Esta joya de la animación resulta más humana y melancólica que muchas historias reales.

“Estación zombie” (Yeon Sang-ho)

“Estación zombie” (Yeon Sang-ho): Con pulso narrativo incesante y cambiante, esta joya coreana convierte a un tren en marcha en escenario de una lucha a muerte entre pasajeros y zombies. Y lo hace conjugando emociones, espectacularidad, secuencias alucinantes y comentario social.Un clásico del futuro que cautiva y estremece por igual al público como a la crítica.

“La bruja” (Robert Eggers)

“La bruja” (Robert Eggers): La película de horror del año nos traslada a la Nueva Inglaterra del siglo XVII, a la intimidad de una familia calvinista que será dominada por el mal que acecha en el bosque cercano. Sin trucos baratos, la consagratoria ópera prima de Eggers es una película perturbadora y bella, con momentos de impacto, tensión y sorpresa que se van cocinando a fuego lento.

Reacciones