También estamos mal en desarrollo humano

Un contrato social, considerando en especial a los trabajadores informales, recomienda el informe de las Naciones Unidas.

También estamos mal  en desarrollo humano

Un nuevo contrato social entre gobierno, sociedad y sector privado que permita velar, fundamentalmente por quienes trabajan fuera del sector formal, recomienda el informe de la ONU sobre Índice de Desarrollo Humano (IDH), que en el caso del Perú se ha desmejorado en el último año, pasando el país del 82 al 84 lugar, respecto a los años 2013 y 2014.

El IDH 2014, que incluye educación y salud, señala que en el período entre 1980 y 2013 ese índice en el caso peruano creció a una tasa promedio anual de 0,65%, informó PNUD.

SALUD Y EDUCACION
El documento señala que el IDH Perú registró en el 2014 un 0,737, ligeramente más alto que el registrado en 2013, cuyo valor era 0,734, pasando del puesto 82 al 84.

Sin embargo, al considerar las brechas en salud, educación e ingresos que aún persisten en el país, el IDH ajustado por desigualdad se reduce de 0,737 a 0,562, es decir, una pérdida de 23,7%, una de las más elevadas entre todos los países de desarrollo humano alto.

Esta reducción del IDH cuando se aplica el ajuste por desigualdad es también una de las más fuertes en la región de América Latina y el Caribe.

COMPONENTES
Los componentes del IDH alcanzado por el país en el informe 2014, la esperanza de vida es de 74,8 años, la escolaridad esperada de 13,1 años (educación futura), y el ingreso nacional bruto per cápita de asciende a US$11.280.

La evolución del IDH promedio en el Perú se acompaña de una tendencia a la reducción de la pobreza. El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) calculado por el Informe Mundial 2014 muestra en el caso peruano una reducción importante en los últimos años.

Así en el 2008, la pobreza multidimensional afectaba a cuatro millones 605.000 personas (16,1% de la población), mientras que al 2012 esa incidencia se había reducido a tres millones 132.000 personas (10,4% de la población.

OTROS ASPECTOS
El informe “Trabajar para el Desarrollo Humano”, promueve la sostenibilidad y equidad y trabajo decente para todos, a través de alentar a los gobiernos a considerar las muchas clases de trabajo -como el cuidado no remunerado, voluntario o trabajo creativo- que son importantes para la salud humana.

“Las disparidades en el trabajo no remunerado podrían aumentar aún más, ya que la población envejece, agravado en la región por los vacíos en la cobertura de las pensiones y excluyendo de puestos de alta dirección”, explicó Jessica Faieta, directora de la Oficina Regional del PNUD para América Latina y el Caribe.

“Las mujeres en los altos cargos directivos de la región también ganan en promedio solo la mitad de la parte superior masculina”, precisa el IDH.

América Latina y el Caribe también tiene la segunda tasa más alta de las trabajadoras domésticas como porcentaje del total de mujeres, dijo Jessica Faieta.

En todas las regiones, el valor del IDH, que mide ingresos, longevidad y la educación, es más bajo con respecto a las mujeres que a los hombres. Solo Barbados y el Uruguay, se excluyen en esta categoría.

TRABAJO E INGRESO EQUITATIVO
El IDH 2015 insta a los gobiernos a desarrollar políticas que aumentan los beneficios y minimizan los riesgos y desafíos del mundo en evolución del trabajo.

En América Latina y el Caribe hay un mayor énfasis en el trabajo a aprovechar el talento de las mujeres y los hombres por igual, para contener las desigualdades cada vez mayores, dice el Informe sobre el Desarrollo 2015.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ingrese el resultado: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>